Para entender más sobre violencia doméstica (DV) y violencia sexual (SA)

La violencia doméstica, también conocida como violencia sexual por la pareja (IPV, por sus siglas en inglés), es el comportamiento hiriente, repetido e intencional que usa una persona para establecer y mantener su poder y control sobre otra persona con quien sostiene en la actualidad, o sostuvo antes,  una relación íntima. Los elementos clave son el poder y el control.

Este comportamiento se puede manifestar a través de abuso físico, verbal, psicológico y/o sexual.

Algunos de esos comportamientos incluyen: amenazas, sobrenombres, bajar la autoestima, aislamiento de los amigos y familia de la víctima, retención de dinero, todo tipo de daño físico, lastimar a mascotas y niños, violación, violencia sexual y destrucción de la propiedad.

La violencia doméstica puede  ocurrir en cualquier relación íntima de pareja, incluyendo a los miembros de la comunidad LGBTQ (lesbianas, gay, bisexuales, transgénero, queer y no definidos). También puede ocurrir ente adolescentes.

La violencia doméstica no conoce límites y puede ocurrirle a cualquier persona, independientemente de su edad, género, raza, cultura, religión, orientación sexual, habilidades, nivel socioeconómico o nivel educativo.

Modalidades comunes de abuso:

  • Físico: La pareja abusadora golpea, empuja, abofetea, hala el pelo, patea, sacude estrangula o usa cualquier forma de fuerza contra la víctima. La pareja abusadora usa armas y/o destruye objetos valorados por la víctima, incluyendo mascotas, propiedad u objetos de valor.
  • Verbal y psicológica: La pareja abusadora insulta, daña la reputación, usa sobrenombres, o atormenta psicológicamente con juegos mentales a la víctima para herirla, humillarla,  confundirla o hacerla  sentir  culpable o inútil.
  • Amenazas y chantaje: La pareja abusadora amenaza con herir a la víctima, abandonarla, quitarle a sus hijos, reportarla con el CYS o welfare, suicidarse, y/o herir a alguien amado por ella para así tener control sobre la víctima.
  • Sexual: La pareja abusadora puede obligar a la víctima a sostener relaciones sexuales aun cuando él o ella no quiera, hostiga sexualmente a la víctima, la viola o la agrede sexualmente y/o hiere a la víctima o la obliga a realizar actos sexuales en contra de su voluntad. La pareja abusadora puede ser infiel, forzar a la víctima a ver pornografía o forzarla a realizar actos sexuales con otras personas.
  • Aislamiento social: La pareja abusadora controla lo que la víctima puedo o no hacer, a dónde puede ir, a quién él o ella puede ver, con quién puede hablar, las actividades que puede realizar o cómo puede vestir.
  • Económico: La pareja abusadora puede impedir que la víctima trabaje o que mantenga un empleo. La pareja abusadora le retiene el dinero para comida, cuidados de salud y otras necesidades, controla sus finanzas, obliga a la víctima a pedirle dinero o a dar cuenta exacta de cada centavo que gasta y/o malgasta el dinero.
  • Intimidación: La pareja abusadora usa miradas, gestos o acciones para amenazar e intimidar a la víctima.

La pareja abusador puede usar uno, varios o todos los modos de abuso en cualquier combinación para controlar a su víctima.

Por lo general, el abuso comienza lentamente y va aumentando con el tiempo, de manera que la víctima no se da cuenta de que está ocurriendo el abuso.

El abuso puede empezar de manera verbal o emocional y luego convertirse en abuso físico. El abuso físico puede ser tan serio que puede poner  en peligro la salud y la vida de la víctima.

Cualquier tipo de abuso que se desarrolle puede tener un impacto serio y negativo sobre los niños en el hogar, y traer  problemas psicológicos, emocionales o de conducta.

La violencia sexual es cuando en algún  momento una persona experimenta violencia de naturaleza sexual. Puede ocurrir como un sinnúmero de comentarios o chistes, y puede llegar hasta el hostigamiento sexual, la agresión sexual y la violación.

La violencia sexual o agresión sexual ocurre comúnmente dentro de una relación íntima; la mayoría de las víctimas son agredidas por alguien a quien conocen o aman. También una víctima puede ser violada o agredida sexualmente por un extraño.

Definición de agresión sexual:

La agresión sexual es un crimen en Pennsylvania y se define  como el acto cuando una persona se envuelve con otra persona en una relación sexual o acto desviado de índole sexual sin su consentimiento. El acusado puede cometer agresión sexual técnica si la víctima tenía menos de 16 años, o si el acusado es cuatro años mayor que la víctima y no estaban casados al momento de la agresión.

Pennsylvania también tiene un cargo llamado “agresión indecente” (“indecent assault”). Es similar a la agresión sexual en algunos aspectos. Pero este acto envuelve contacto indecente de la víctima con los fluidos del agresor (semen, orina, heces) con el propósito de despertar el deseo sexual de  la víctima o del agresor. En este acto no hay  consentimiento de la víctima, ya sea porque se usa la fuerza física  o porque la víctima se encuentra con alguna incapacidad severa (está inconsciente, incapacitada mentalmente, intoxicada o es un menor).

Definición de violación:

3121. Violación

Una persona comete un delito grave de primer grado cuando se envuelve en una relación sexual con un querellante:

  • por medio del uso de la fuerza.
  • por amenaza de uso de fuerza que le  impida a la persona la resistencia razonable.
  • que esté inconsciente o que el agresor sepa que el querellante no se puede dar cuenta de que está ocurriendo la relación sexual.
  • cuando el agresor ha impedido substancialmente el poder de valoración del querellante o controla su conducta administrando o empleando, con el conocimiento del querellante, drogas, estupefacientes u otro medio para prevenir la resistencia del querellante.
  • que sufre de una incapacidad  mental que convierte al querellante en una persona incapaz de consentir.

Vea más en : http://statelaws.findlaw.com/pennsylvania-law/pennsylvania-sexual-assault-laws.html#sthash.fWOjRV39.dpuf